Proyecto Ayllu


Publicado por jaime carvajal
Publicado el 01 de Agosto del 2018
Categoria: Noticias

El Sol puede ser la llave para un futuro próspero para la Región de Arica y Parinacota: el patrimonio cultural asociado al Sol y la gran radiación que su territorio recibe, explican la importancia económica presente y futura de este recurso para la región. Sin embargo, hoy la región no cuenta con suficientes personas con la formación necesaria para aprovechar las oportunidades que ofrece el Sol en distintos rubros y es urgente que oriente sus esfuerzos en esa dirección.

Esta es la conclusión del primer estudio de capital humano desarrollado por Ayllu Solar en la región. “La región ha declarado en su estrategia de desarrollo que el Sol es muy importante, sin embargo, la oferta de capital humano está muy por debajo del potencial de proyectos y desafíos de la Región”, explica Diego Richards, director del Programa de Fuerza Laboral de Fundación Chile, institución que junto a SERC Chile impulsan la iniciativa Ayllu Solar.

Los resultados de este estudio fueron presentados en el seminario “Arica y Parinacota: nuestro futuro es el Sol”, organizado por Ayllu Solar y que se desarrolló en el campus Velásquez de la Universidad de Tarapacá. En la ocasión, también se realizó una feria de iniciativas solares, para que los asistentes pudieran conocer en vivo los proyectos en desarrollo. Estos incluyeron a los ganadores del concurso de emprendimientos “La fiebre del Sol” y establecimientos educacionales participantes de la Red de Escuelas Solares de Ayllu, que se encuentran desarrollando proyectos relacionados con energía solar a través de la metodología de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).

Para alcanzar las conclusiones de su estudio, el equipo de Desarrollo de Capital Humano de Ayllu Solar analizó la estrategia de desarrollo regional y estadísticas nacionales sobre educación y productividad. Además, levantó la visión de los actores locales a través de 20 entrevistas a representantes de organizaciones públicas y regionales y un taller de trabajo con 50 actores locales de ámbitos como educación, asociaciones gremiales, sector público y la sociedad civil.

El estudio reveló que en la actualidad no existe en la Región de Arica y Parinacota una oferta de formación técnica o profesional con especialidad en energía solar. En cuando a la formación en los ámbito electricidad y electrónica, pese a que entre 2014 y 2016, dos mil personas se matricularon en carreras de educación superior de este sector, el estudio plantea que “es poco probable contar con capital humano con disponibilidad laboral local para cubrir las necesidades”.

En otras áreas beneficiadas por el potencial solar, como son turismo, agroindustria, educación y desarrollo urbano, la situación es similar: la región no tendrá en los próximos años el número de profesionales y técnicos necesario para aprovechar esta oportunidad. “Esto abre importantes oportunidades para que las instituciones educativas ajusten su oferta formativa y para que las personas opten por alternativas de formación que las habiliten para permanecer en la región y alcanzar su bienestar en actividades relacionadas con el potencial solar”, afirma Richards.

Lorena Cornejo representante regional del proyecto Ayllu Solar y académica de la Universidad de Tarapacá puntualizó el poder que tiene la región en energía solar y aseguró que  “para que Arica y Parinacota pueda aprovechar todo su potencial es fundamental que impulsemos el desarrollo de un capital humano con las competencias, conocimientos y conciencia solar”.

Oportunidades solares

A través de talleres de trabajo y entrevistas con líderes locales de distintos ámbitos, Ayllu Solar pudo identificar las principales oportunidades de desarrollo para la región, aprovechando la energía del Sol.

En turismo, destacan la creación de nuevas rutas turísticas temáticas que destaquen proyectos de energía solar, espacios culturales ancestrales, la observación astronómica y tradiciones gastronómicas de la región. En este ámbito también existen oportunidades para potenciar la práctica del surf y otros deportes extremos, así como dotar de mayor tecnología a los sistemas de información y la infraestructura asociada al turismo.

En el sector agroalimentario, las oportunidades incluyen la incorporación de tecnologías para aumentar la superficie agrícola de la región, incorporar nuevos cultivos y la aplicación de la energía solar en el desarrollo de infraestructura para el procesamiento, almacenamiento y transporte de hortalizas, frutas y granos.

 En Educación, el estudio identifica como espacios en la incorporación del aprendizaje sobre la energía solar en la educación escolar, capacitaciones sobre la temática para comunidades aymaras y jefas de hogar, formación laboral en el área energética, la creación de un centro de desarrollo empresarial solar y la apertura de un museo interactivo solar.

Para el desarrollo urbano, el Sol ofrece oportunidades para la construcción de infraestructura sustentable como un puerto pesquero artesanal, ciclovías inteligentes o una red de metro que conecte Arica con los valles de Lluta y Azapa. Los líderes locales también destacan la posibilidad de mejorar el equipamiento urbano alimentado con energía solar como luminarias, señaléticas, cargadores de aparatos electrónicos y dispensadores de agua.

El estudio “Energía solar en Arica y Parinacota: potenciales de desarrollo y desafíos de capital humano”, estará disponible en formato digital en www.ayllusolar.cl.







Ir arriba